CALEÑO QUE SE RESPETE
Bienvenidos a mi pagina web
imagen
CALEÑO QUE SE RESPETE
CALEÑO QUE SE RESPETE
Enlaces
capital mundial de la salsa
loma de la cruz
ANDREITA RINCON CALEÑA CON BELLEZA
EL RIO PANCE
Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis
Frank Arturo Villán
mira ve
Definitivamente Caleño que se respete ha estado en los sitios mas destacados de esta ciudad, quien no ha estado en la loma de la cruz disfrutando de la suave briza de esta ciudad maravillosa que nos envuelve.
Quien no ha disfrutado del delicioso cholado. Cuenta una historia de mi padre, que la primera vez que comio uno, lo escupio, aterrado en medio de su mente infantil se preguntaba ¿que era ese nuevo producto?, frio suave que se derrite en la boca y que hace que la temperatura de nuestro cuerpo se refresque en los dias calidos que tiene mi Cali.
Aca es facil quedar paralizado porque Cali tiene muchas cosas que aferran, esdelicioso estar en sus parques, aca tenemos hospitalidad y cosas buenas para destacar, esta es una ciudad orgullosa de su gente que contribuye a darle fuerza e impulso para llevar adelante la juventud.
Si aca si creemos en el futuro y lo miramos con optimizmo eso se siente cuando disfrutamos de un delicioso sancocho, cuando saboreamos el delicioso pandebono cuando se deleitan nuestro oidos escuchando los acordes de orquestas como EL GRUPO NICHE o GUAYACAN, o del baile de las piles morenas en las noches de JUANCHITO.
Imagen
LA ERMITA DE CALI !QUE LINDA!
PATRIMONIO DE LOS CALEÑOS
Cali (oficialmente, Santiago de Cali) es la capital del departamento de Valle del Cauca en Colombia y la tercera ciudad más poblada del país (2005).[3] El Área Metropolitana de Cali está conformada por los municipios de Candelaria, Jamundí, Palmira y Yumbo[4] [5] y está entre las 150 mayores conurbaciones del planeta.[6]

Como capital departamental, alberga las sedes de la Gobernación del Valle del Cauca, la Asamblea Departamental, el Tribunal Departamental, la Fiscalía General, Instituciones y Organismos del Estado, también es la sede de empresas oficiales como la municipal EMCALI.

Santiago de Cali fue fundada en 1536 y aunque es una de las ciudades más antiguas de América, solamente hasta la década de 1930 se aceleró su desarrollo hasta convertirse en uno de los principales centros económicos e industriales del país y el principal centro urbano, cultural, económico, industrial y agrario del suroccidente colombiano.



* La Sultana del Valle se encuentra localizada en el suroccidente colombiano a tres horas por tierra del Océano Pacífico, con temperaturas que oscilan entre los 23 y 28 oC. Por estar establecida al lado de la Cordillera Occidental cuenta con suaves brisas que hacen de la capital vallecaucana una ciudad muy acogedora.
* Cuenta con aproximadamente 2'500.000 habitantes.
* Cali limita por el Norte con Yumbo, por el Occidente Dagua y Buenaventura, por el Sur Jamundi, por el Oriente con Palmira, Candelaria y el Departamento del Cauca.
* Está bañada por los ríos Aguacatal, Cali, Jamundi, Cañaveralejo, Lili, Melendez, Pance y Cauca.
* Cuenta con los siguientes pisos térmicos: cálido, medio, frío y páramo.



Lo cierto es que Sebastian de Belalcázar, el 25 de julio de 1536, echó los primeros fundamentos de la villa que denominó Santiago de Cali, en recuerdo del apóstol y del nombre de origen quechua dado al río Cauca por la tribu de los gorrones, que significa llanura. La palabra Cali o cari significa caribes y Belalcázar la tomó de los indios que llevó incorporados en sus tropas.

Cali es la ciudad colombiana más joven de espíritu, gracias a la alegría de sus personas y a una velocidad de crecimiento que la fue transformando, con menos de cien mil habitantes hace cincuenta años, en el tercer polo de desarrollo del país. Las tierras planas del valle geográfico eran en su mayor parte un territorio insalubre, cubierto de selva y de pantanos. Grandes haciendas de arquitectura señorial - que aún se conservan -, controlaban enormes extensiones abiertas a me dias por esclavos entre los siglos XVI y XVII.

El producto principal ha sido desde siempre, la caña de azúcar, que se cultivaba cerca a los piedemontes y en las riveras protegidas. Cada hacienda tenía su trapiche y algunas desarrollaron tecnología para producir panes de azúcar, un producto escaso por el cual los consumidores de Europa pagaban altísimos precios. Detrás de la panela y el azúcar abundaba el aguardiente. Y detrás de los tres, se incubaba el espíritu fiestero. Sin embargo, los mejores suelos permanecían cubiertos de charcas y bosques, o servían principalmente como extensos potreros para cría, ceba y engorde de ganado.

Por el tiempo en que se iban extendiendo las obras de contención, desecación, drenaje, sustitución de la ganadería por agricultura tecnificada, las regiones del Norte del Departamento y sus más cercanos vecinos -Quindio y Tolima- se vieron envueltos con máximo rigor en 'La Violencia', que asoló los campos hasta mediados de los sesentas. Cali y el centro del Valle fueron receptores del éxodo campesino que llegó por millares, ofreciendo una oferta de mano de obra muy oportuna para la expansión, pero generando inmensos problemas sociales y urbanos.

Ese, que sin duda fue el proceso de urbanización más explosivo vivido por ciudad alguna de Colombia, fue originándose una nueva dinámica industrial, a la que se asociaron desde el inicio varias firmas transnacionales. Cali tuvo qué asumir un crecimiento acelerado de los servicios y sacrificó gran parte de sus ricas tierras para dar cabida a los nuevos habitantes. Los caleños adoptaron un clima de hospitalidad apoyado en políticas de empleo, fortalecimiento de la Universidad, recreación, fomento del deporte y promoción de microempresas, todo lo cual se tiene hoy en Colombia como modelo para otras ciudades. Poco a poco se reordenó la vida urbana y se ha ido construyendo un emporio empresarial moderno, que empieza a proyectarse hacia las perspectivas comerciales de la cuenca del Pacífico.

Cali se distingue en Colombia como la capital de la 'rumba', la fiesta callejera, la salsa. El caleño desarrolló una cultura lúdica singular, tal vez por la facilidad de vida que prodigaban unas tierras ubérrimas y por las ventajas de una vida campestre muy pintoresca, muy invitadora a las formas naturales de recreación y al cultivo edonista del cuerpo. Aún hoy los caleños rinden culto a sus ríos: cada domingo se trasladan en masa a disfrutar del baño en las corrientes frías que bajan de los cerros, en particular en el río Pance. Por las noches, el dios del culto es el baile. En 'Juanchito', los humildes tablados que servían de escenario a los danzarines de la zona mulata de la ciudad, han pasado a ser 'rumbódromos' muy concurridos por los caleños y por los turistas, donde se baila hasta el amanecer. La rumba tiene su clímax durante la Feria de Cali a finales de cada año, coincidente con la Temporada de Toros.



Bandera
Fue creada por el doctor Nicolás Ramos Hidalgo, siendo él Alcalde de Santiago de Cali en 1928 y Gobernador del Valle el doctor Carlos Holguín Lloreda. Oficializada el 31 de Mayo de 1954. Sus colores: Azul. Simboliza el cielo y los mares que bañan la patria. Fajas rojas. Representan el amor a Cali y la sangre vertida por los patriotas caleños que nos dieron la libertad, el 3 de julio de 1810. Blanco. La pureza del alma de los caleños y el río que surca la ciudad de occidente a oriente. Verde. Las praderas, las zonas verdes y los campos que rodean la ciudad.

Escudo
Por real cédula de 17 de junio de 1559, se concedió a Santiago de Cali, escudo de armas. Don Francisco Ponce de León, acreditado por el cabildo pidió al rey Don Felipe que, por los servicios prestados a la Corona perpetuamente se pudiese llamar e in titular: "Muy noble y muy leal ciudad".
"Esto fue concedido y la Cédula correspondiente, que está fechada en Madrid el 20 de agosto de 1559, lleva la firma de la princesa Doña Juana de Portugal, gobernadora (regente) en ausencia de su hermano Felipe.



Plaza de Caicedo
Como todas las ciudades, Cali tiene su parque central: La plaza de Caicedo, corazón de la vida comercial y cívica de la ciudad.
Adornada por espigadas palmeras que rememoran los viejos parques colombianos y tropicales, la plaza es asiento de múltiples oficios: lustrabotas, escribanos, loteros y vendedores ambulantes, merodean por sus bancas en busca de clientela.
Un contraste de antiguos y modernos edificios rodea la plaza, destacándose la Catedral Metropolitana y el Palacio Nacional.
La Plaza de Caicedo, llamada así en memoria del Prócer Caicedo y Cuero es el punto de referencia para cualquier sitio de la ciudad.

La Ermita
Junto con el templo de San Francisco, este bello templo gótico es uno de los principales centros religiosos de la ciudad. Ubicado a orillas del río y en pleno centro de la ciudad. La Ermita constituye un pun to de referencia para visitantes y habitantes, ya que por allí circula la mayor parte de la ciudadanía caleña.

Mirador de Belalcázar
Es común que las ciudades tengan miradores, sitios desde donde se pueden contemplar su panorama. Cali tiene varios. De ellos, el más importante es el de Belalcázar, situado dentro de la ciudad en la parte más alta de la imponente Avenida Circunvalación.
El mirador queda exactamente en el sitio donde se erige la estatua al fundador de la ciudad, don Sebastián de Belalcázar, cuya figura, inevitablemente en las postales caleñas, se ha convertido en un símbolo de la ciudad.
Llegar hasta el mirador de Belalcázar significa visitar uno de los sectores de mayor atracción turística, por cuanto en sus alrededores están el Parque del Acueducto, La Iglesia de San Antonio, El Teatro de los Cristales y el Antiguo barrio del Peñón.

Cerro de las Tres Cruces
El panorama más elocuente de un Cali pujante puede observarse desde este pequeño cerro en cuya cima se encuentran tres grandes cruces tutelares. Aunque existe una carretera que conduce al monumento, los visitantes prefieren escalar la loma a pie. La Semana Santa es la época de mayor afluencia de personas, que ascienden, unas por promesas religiosas y otras por simple distracción, formando un llamativo desfile.

Estatua de Cristo Rey
La cordillera que bordea Cali, nos entrega otro cerro tutelar. Allí se erige el monumento a Cristo Rey, cuyas imponentes dimensiones pueden admirarse desde cualquier sitio de Cali.
Este lugar y sus alrededores no sólo sirven para contemplar la ciudad, sino también para tener la oportunidad de divertirse sana y alegremente en los estaderos elegantes que atienden en la vía de acceso a la cima.
Aunque es tradicional subir a pie, una pintoresca carretera ha convertido esta zona en un sitio nocturno de diversión sin ningún problema de transporte.


Capilla de San Antonio
Dominando el sector más bello de lo que se conoce como "Cali Viejo", en lo alto de la loma que lleva su nombre, está la capilla de San Antonio, una auténtica reliquia colonial.
Junto a la tradición religiosa del sitio, la capilla es valiosa por su altar mayor de estilo barroco, por la autenticidad de la época de sus imágenes y por sus viejas campanas.
La blancura de su fachada contrasta con el verde la loma, que se conserva intacta, convirtiéndose para los caleños en uno de los lugares de mayor concurrencia y reposo. Desde su fundación, en 1744, como un homenaje al santo de Padua, la capilla se mantiene como el mirador más cercano de la ciudad.

 
Escríbeme
Para más información